Wabi sabi es un concepto estético japonés que valora la belleza de lo imperfecto, lo efímero y lo incompleto. Se refiere a encontrar la belleza en la imperfección y en la naturaleza transitoria de las cosas. No hay una traducción exacta al español de «wabi sabi», pero se puede describir como la apreciación de la belleza de lo simple, modesto y natural. En español, podrías simplemente referirte a este concepto como «wabi sabi» o utilizar una frase descriptiva como «belleza de lo imperfecto».

El concepto de wabi sabi es una filosofía estética japonesa surgió en el siglo XV en Japón, inicialmente vinculado al mundo del té y más tarde se extendió a otras formas de arte y a la vida cotidiana.

Wabi sabi valora la autenticidad y la naturalidad, reconociendo la belleza en las imperfecciones y en el paso del tiempo. Se basa en la aceptación de la impermanencia y la imperfección como parte integral de la existencia.

El término «wabi» se refiere a la simplicidad, la humildad y la rusticidad, mientras que «sabi» hace referencia a la belleza que viene con la edad y el uso, así como a la serenidad que se alcanza con la aceptación de la impermanencia.

En resumen, wabi sabi es una manera de apreciar la belleza en lo imperfecto, lo efímero y lo modesto, cultivando una actitud de aceptación y gratitud hacia la vida tal como es.

Desde el punto de vista de la decoración, ess muy similar a la minimalista pero con aporte de objetos que tienen historia o valor para la familia.

La idea principal es utilizar elementos que tengan un origen 100% natural. A partir de esta base se incorporan muebles de madera natural, textiles de algodón, yute o lino, piedras naturales, mármol, barro o cerámica.

El plástico es uno de los elementos que no se deben utilizar en este estilo de decoración.

El ambiente general es modesto, simple con elementos que son asimétricos e imperfectos. Lo que hay que evitar es la sobrecarga visual de elementos, hallando armonía en todo el conjunto.

El estilo wabi sabi nos remarca vivir la alegría del paso del tiempo, como todo crece y se transforma a nuestro alrededor

Lo que nos encanta de Wabi-Sabi es que va mucho más allá de su naturaleza estética, ya que se adentra en el mundo del diseño sostenible. El medio ambiente está en peligro y solo empeorará si no hacemos algo al respecto. Wabi-sabi, a su manera, puede ayudar a aligerar la carga.

Al aportar y retener la madera recuperada y piezas de mobiliario más antiguas, le estamos devolviendo algo a la Tierra con una pequeña acción. Está bien que no esté “a la moda” si mantenerlo significa que hay una cosa menos que se va al contenedor. También significa elegir elementos que resistirán la prueba del tiempo; que podemos transmitir a la nueva generación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *